Skip to content

Sobre mi

Desde niña he amado dibujar. He amado dibujar más que cualquier cosa. Esto » golpeó» mi epilepsia y me ayudó a entender el mundo y al mismo tiempo ayudó al mundo a entenderme. Así es como empezó todo. Hospitales, familiares ocupados, carácter tímido. Dudas, vergüenza, miedos, sueños. La mayor parte del tiempo vivía en un sueño. Sinceramente creía que era capaz de superar todo en mis sueños. He crecido incomprendida y solitaria. Me comunicaba principalmente en mi mente, mayormente conmigo misma, otra manera de encontrar comodidad.
Conocí al amor de mi vida a los 16 años, nos casamos jóvenes, pronto tuvimos una hija. La gente generalmente suele arrepentirse de ese tipo de cosas, pero para mi fueron los momentos más significativos de mi vida.
Pero el mundo siguió girando. Dejé de pintar. Yo estaba «pintando» mi hija, mi mayor fortuna y mi más amada creación. Y continué escribiendo porque mi deseo de compartir no me había dejado.
Mi marido trabaja para una compañía extranjera -vivimos un poco aquí y un poco allí. Sé que ésto suena interesante, de hecho es muy divertido y también puede enriquecer tu vida. Pero algunas veces es también una experencia dura y solitaria el estar lejos de casa, familia y amigos. Así es cómo me reuní con mi primer amor- la pintura. Me aferré a ella y pareció que todo encajaba en su sitio.
Durante mucho tiempo, mi marido me animó a que me muestre al mundo y yo estuve cojiendo coraje , pero en junio del 2016 publicamos un libro de poemas.
Me siento inmensamente feliz de compartir esto contigo. De que funcionó bien y fue muy bien acogido. Puedes encontrar mas informacion acerca de mi libro de poemas aquí:
http….
Creo que he olvidado muchas cosas de mi vida pero es cierto que los sueños se hacen realidad si eres honesto contigo mismo y con los demás. Y creo sinceramente que si das lo mejor de ti no importa a que precio, lo mejor vuelve a ti. Decidí continuar con la revelación y mostrarme a ti en colores con mis pinturas, asi que Dios ayudame.
Esto es lo que realmente quiero, creo que es de una película o algo, no estoy del todo segura, pero suena así: es mejor lamentarte por algo que has hecho que lamentarte por no haberlo intentado.
Los libros que no hemos escrito…
Las pinturas que no hemos pintado…
Las canciones que no hemos cantado…
los pensamientos que no hemos compartido…
Las palabras que no hemos dicho…
Los deseos que hemos suprimido…
Las acciones de las que nos hemos avergonzado…
El corage que no hemos tenido…
Los niños que no hemos concebido…
Las flores que no hemos plantado…
El amor que no nos atrevimos a sentir…
Los sueños que no hemos soñado…
Los sueños que no se han hecho realidad…
El éxito que no hemos alcanzado…
Las casas que no hemos construido…
Los hogares que no hemos hecho…
El sentido que no hemos encontrado…
La felicidad que no hemos descubierto.
Las personas que no han creido en…
A fin de detener esto, me atrevo a crear tanto como soy capaz. A compartir sin dudarlo.
Y no busco explicaciones. Y prometo dar lo mejor de mi. Y siempre estar aradecida por:
Los amigos que he conocido…
Los caminos que he caminado…
Los años que hemos pasado…
Las separaciones a las que hemos sobrevivido…
La gente a la que le hemos dicho adiós…
Las desiluciones que hemos sentido…
Las oportundades que hemos sabido reconocer…
Los lugares que hemos visto…
Los recuerdos que dejamos…
Los potencialidades que hemos aprovechado…
Los anhelos que hemos comprendido…
Las preocupaciones que hemos olvidado…
Los ojos que hemos cerrado…
Los corazones que hemos consolado…
Las lágrimas que hemos secado…
Las heridas que hemos vendado…
Los llantos que hemos callado…
El dolor que hemos curado…
La agonia que hemos detenido…
La vida que hemos vivido…